Un Plan Simple Para Acabar con Tu Ansiedad

Eres de las que les provoca comer toneladas de comida chatarra cada vez que tienes ansiedad? Si eres de estas, entonces presta mucha atención a lo que te voy a mencionar.

Preparar tus comidas con anticipación requiere tiempo y energía, pero vale la pena para mantener tu peso en control y tu mente clara. No puedes controlar el caos que hay en el mundo, pero si puedes controlar todo lo que hay en tu nevera.

Cuando tengo esos momentos de ansiedad, me aseguro de tener en mi nevera comidas saludables, de esta forma no consumo lo no deseado como (galletas, helados, dulces, doritos y demás cosas demoniacas). Soy de los que puedo comerme una bolsa entera de chips y tomarme un litro de soda entero antes de irme a la cama. Por eso trato de no tener nada o minimizar estos alimentos procesados en mi casa.

Toma nota de los siguientes puntos:

1. Revisa las comidas de tu día: te están dando la energía necesaria para continuar con tu día? Te siente letárgico y con sueño después de 20 minutos de haberlas ingerido? Te provoca comer comida chatarra siempre? Estás preguntas te ayudarán a identificar los cambios que debes de hacer con tu alimentación.

2. Combina proteína y fibra: de esta forma consumes menos calorías, especialmente en la cena. Combinar proteínas magras con vegetales te van ayudar a mantenerte satisfecho y a evitar esas calorías extras de comer por ansiedad.

3. Antes de ir a comer a un restaurante: trata de averiguar su menú, ya sea en internet o has una llamada para ver que te dicen en cuanto a opciones. De esta forma sabes con antelación que vas a comer y no pedir por pedir.

4. Has una lista de compras: cada vez que vayas al supermercado has una lista de las comidas que necesitas. Esto es algo básico para mantenerte enfocado y ahorrarte unos cuantos dólares extras.

5. Mantén a la mano snacks saludables: cuando ya se acerca la tarde y te comienzas a sentir cansada y estresada, dale a tu cuerpo una buena dosis de nutrición en forma de merienda. Olvídate de la soda y la galleta de chocolate. Una mejor opción es una manzana roja con un puñado de almendras y una taza de té verde.

6. Piensa en comidas estilo caseras: las comidas altamente procesadas están cargadas con azúcar, grasas trans y preservativos que disparan la ansiedad por comerlas. La realidad es que son adictivas. Las comidas enteras o como yo les suelo llamar (caseras) están llenas de nutrientes y te van ayudar a prevenir las adicciones por la comida mala.

Así que ya lo sabes, prueba estos simples consejos para acabar con tu ansiedad de comer comidas chatarras todo el tiempo.

Relacionado: Un Desayuno Para Nada Ideal

CB_EN_250x250_Banner_FemaleFriendly1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *