Regula la Intensidad en los Entrenamientos

La mayoría de las personas solo pueden manejar aproximadamente cuatro sesiones intensas de entrenamientos por semana. Un entrenamiento intenso verdadero tiene un efecto sistemático en todo el cuerpo humano, no solo en los músculos trabajados.

Un entrenamiento realmente duro va a fatigar el sistema nervioso y va afectar directamente el sistema inmune y hormonal de tu cuerpo. Estos dos últimos juegan un papel importante en la respuesta de hipertrofia (creación del músculo) del entrenamiento.

Si el sistema hormonal y el sistema inmune son estresados constantemente sin la debida recuperación, uno no va a poder construir músculo adecuadamente, y lo más probable es que si eres hombre vas a enfermarte constantemente y vas a sufrir de una libido baja y depresión. Un sistema nervioso no eficiente significa que tu rendimiento y tu bienestar van a estar afectados completamente.

Una rutina “hardcore” afecta directamente estos tres sistemas. Demasiadas sesiones intensas a la semana te llevarán al estancamiento. Uno puede entrenar intenso por 3 semanas seguidas, pero no puedes hacer esto cada vez que entrenas, sobre todo si quieres seguir progresando efectivamente a largo plazo.

Pero yo soy de los que quiero entrenar intenso todo el tiempo! Lo puedes hacer, pero de una forma inteligente. Por ejemplo, si entrenas 5 veces a la semana, trata de entrenar 3 días intensos no consecutivos y agregas 2 sesiones extra de rutinas menos demandantes. No es lo mismo un joven de menos de 25 años de edad que entrena CrossFit 6 días a la semana que un adulto de 35 años de edad. Quién tú crees que se va a recuperar más rápido? El joven que solo estudia y entrena o el adulto que trabaja 8 horas diarias, tiene hijos, problemas financieros, está pasando por un divorcio y que duermo solo 6 horas diarias? Ya sabes cuál es la respuesta.

Lo que hago personalmente es tratar de entrenar 2-3 días realmente intensos, y las otras sesiones le hago de bajo volumen, poco peso y muchas repeticiones (estilo bodybuilding). O simplemente incluyo sesiones de solo ejercicios corporales. En estas rutinas nunca alcanzo el fallo muscular, y con esto logro recuperarme adecuadamente y puedo seguir progresando efectivamente.

Algunas veces queremos darlo todo y progresar lo más rápido posible, y lo que terminamos haciendo son decisiones contraproducentes. Un ejemplo de esto es querer entrenar intenso más de 4 días a la semana. También uno puedo entrenar a un nivel intermedio 6 días a la semana, pero estas rutinas al final son muy duras de calibrar y pueden resultar no productivas. Si realmente planeas entrenar intenso, por favor trata de seguir la regla de no más de 4 días.

De Interés: Incrementa Tu Testosterona con Estos Consejos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *