Realiza Esto a Primera Hora de la Mañana

Lo que te voy a decir a continuación puede que te asuste un poco. Pero la primera cosa que realices al despertarte puede salvar tu vida, especialmente si eres hombre con más de 40 años de edad.

Sabías que la mayoría de los ataques cardíacos ocurren en la mañana. Para ser un poco más específicos ocurren en la mañana del Lunes.

Gran parte de esto se debe al estrés mental y físico. Aquí es donde entra el “primer” día de la semana donde uno empieza a trabajar. El estrés laboral se combina con problemas en la casa, deudas, problemas de salud, cero tiempo para entrenar, peleas con la esposa, etc. etc. etc.

Hay otros factores fisiológicos que juegan un papel importante en todo esto, por ejemplo, la deshidratación y los coágulos de sangre, accidentes cerebrovasculares y los ataques cardíacos. Primero que todo, la mayoría de las personas no toman agua durante la noche porque simplemente están durmiendo, y segundo, no todos deseamos tomar agua antes de dormir para luego tener que pararnos en la madrugada para ir al baño.

Esta falta de agua hace que la sangre se torne un poco viscosa, como cuando metes miel al refrigerador, y el corazón tiene que trabajar extra fuerte para bombear toda esa sangre por las venas del cuerpo. Para hacer la cosa peor, la mayoría de los hombres lo que hacen al levantarse cada mañana es tomar café o un vaso de jugo de naranja, y esto no hace nada para combatir la deshidratación.

La cafeína es un diurético suave, mientras que los jugos (así como otros jugos o refrescos) son osmóticos y hace que el líquido pase del sistema vascular a los intestinos. Cualquiera de los dos puede dejar el corazón alto y seco.

Para posiblemente evitar un ataque cardíaco mañanero, lo mejor que puedes hacer es tomar un vaso de agua grande apenas te despiertas. El agua incrementa el volumen líquido de la sangre, reduciendo en gran escala los coágulos de sangre y ataques cardíacos. No dejes que esto pase.

Para finalizar, aunque esto está dirigido a hombres mayores de 40 años, este consejo probablemente también se aplica a mujeres mayores de 40 años, pero la asociación entre la hidratación y el riesgo de infarto de miocardio no es tan fuerte en las mujeres, en parte porque tienen una menor viscosidad sanguínea que los hombres.

Pero para no confundirte, si eres humano toma agua apenas te despiertas, es más, mezcla tu vaso de agua con limón natural y una pizca de sal rosada, así no solo te hidratas correctamente, sino que haces de tu metabolismo un arma poderosa para iniciar el día de forma saludable.

Referencia
Chan, Jacqueline. «Water, Other Fluids, and Fatal Coronary Heart Disease: The Adventist Health Study,» American Journal of Epidemiology, Volume 155, Issue 9, 1 May 2002, Pages 827–833.

Relacionado: Cardio Apenas te Despiertas

CB_EN_300x300_Banner_DBalProduct14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *