¿Qué Comer Antes de Irse a Dormir?

Te has preguntado alguna vez que puedes comer antes de irte a dormir para que puedas seguir construyendo músculo? A continuación te voy a presentar tres opciones de alimentos que te ayudarán a nutrir los músculos y al mismo tiempo van acabar con tu ansiedad de comer de más en las noches.

1. Huevos y Aguacate: todos sabemos que los huevos son una fuente excelente de proteína, y como una comida versátil, los huevos pueden ser preparados de muchas formas para satisfacer tus necesidades. Cuando hablo de huevos me refiero a los huevos enteros con todo y las yemas, nada de eso de solo las claras. Los ácidos grasos del huevo pueden ayudar a regular los niveles hormonales y darte mucha saciedad.

Cuando combinas los huevos con el aguacate como snack nocturno, obtienes un “cocktail” de proteína y grasas buenas. Combina dos huevos enteros con dos onzas de aguacate y un poco de sal de mar. Obtendrás 245 calorías, 14 gramos de proteína, 6 gramos de carbohidratos y 18 gramos de grasa. Una merienda para antes de dormir que te hará crecer músculo.

2. Caseína, Fibra y Aceite de Oliva Extra Virgen: todos sabemos los beneficios de suplementarse con un batido de solo caseína. La caseína es una proteína de absorción lenta utilizada principalmente por deportistas y recomendada por nutricionistas para brindarle al cuerpo un suministro constante de aminoácidos cuando uno está durmiendo. Por eso es que la mayoría de las personas la toma antes de acostarse o entre comidas como merienda.

Cuando combinas la caseína en polvo con aceite de oliva extra virgen y fibra en polvo, vas a retrasar el proceso de digestión aun nivel mayor, lo que te ayudará a satisfacer cualquier antojo que tengas de comida chatarra. Una servida de caseína en polvo con una cucharada de aceite de oliva extra virgen y una cucharada de fibra en polvo te brindarán 230 calorías, 24 gramos de proteína, 9 gramos de carbohidratos y 4 gramos de grasa.

3. Queso Cottage y Almendras: el queso cottage es delicioso y te brinda proteínas de lenta y rápida asimilación, lo que lo hace una de las fuentes perfectas de aminoácidos nocturnos.

Las almendras (o cualquier otro tipo de fruto seco preferido) pueden inducir la saciedad, mientras que te brindan grasas de las buenas. Además, ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre y son excelentes como micronutrientes para añadir a cualquier plato o como snack.

Una taza de queso cottage bajo en grasa y una onza de almendras te dan 325 calorías, 34 gramos de proteína, 11 gramos de carbohidratos y 16 gramos de grasa, lo que lo hace un snack súper delicioso para la noche.

Cómo una opción diferente puedes probar yogurt griego con semillas de chía o con tu mantequilla de almendra, nuez, avellana o castaña.

Así que ya lo sabes, tres opciones diferentes de meriendas nocturnas que te quitaran los antojos de las comidas malas y que al mismo tiempo te ayudarán a construir músculo.

De Interés: Crea Una Dieta Anabólica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *