Procura Ser un Hombre En Ascenso

¿Cómo se ve la masculinidad saludable hoy en día?

¿Cómo deberíamos vivir nuestras vidas como hombres?

La sociedad nos da dos opciones básicas:

1. El camino del idiota.
2. El camino del cobarde.

La primera forma es el camino del idiota. El idiota es el hombre que confía en la fuerza bruta para obtener lo que quiere. Él es de alta resistencia, pero de bajo amor.

La segunda forma es el camino del cobarde. EL cobarde es el hombre que interpreta al “buen tipo” con la esperanza de que alguien le arroje un hueso. Él es puro amor alto, pero bajo en fuerza.

Si realmente quieres se un hombre de verdad, uno en ascenso, entonces debes rechazar estas dos opciones inmediatamente.

Debes decidirte por la opción número tres.

Un hombre en ascenso vive una vida de poder benevolente: por su propio bien, y por el bien de aquellos a quienes sirve. Él es de alta fuerza y de gran amor. Él es el paquete completo.

Un hombre en ascenso es como una tribu de hombres que aspiran a vivir vidas de poder benevolente. Vidas caracterizadas por la fuerza y el amor en igual medida. Hombres que funcionan para el bien de sí mismos y para el de los demás, así como también para todo aquello que los rodea. Hombres que se niegan a castrarse (la segunda vía) o regresar a la edad oscura de las relaciones hombre / mujer (la primera vía).

El legado de la masculinidad de la primera vía es la destrucción.

El legado de la masculinidad de la segunda vía es la impotencia.

El legado de la masculinidad de la tercera vía es la CREACIÓN.

Nuestro propósito es ayudar a los hombres a eliminar toda esa mierda, dudas, estreses, negatividad, quejas, debilidades y todo aquello que los mantiene atrapados, para que puedan llegar a su máximo poder como CREADORES fuertes y amorosos: radicalmente libres, inspirados y vivos.

Recuerda vivir tu vida agresivamente. Crea tu destino. Sé un hombre en ascenso. Un hombre fuerte y amoroso que no cae en las imposiciones de la llamada sociedad.

Relacionado: Saca Lo Mejor de Este Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *