Modifica tu Entrenamiento Cuando estás Lesionado

entrenamiento_y_lesiones

Primero que todo tengo que mencionar que no soy doctor ni terapeuta físico.  Siempre consulta primero a tu doctor de cabecera antes de tomar una decisión relacionada a la salud en general.

Tener síntomas de una lesión o molestias en las articulaciones o en cualquier parte del cuerpo es frustrante, ya que no te permite desarrollar tu potencial al máximo.  Lo primero que debes hacer si la lesión es relativamente reciente, es evaluar la condición de la misma. Por ejemplo, verifica si hay alguna clase de hematoma o signos de sangrado o ruptura de algún tejido blando.

Si la lesión es reciente, opta por tomar de una a dos semanas de descanso y luego regresas a tu entrenamiento de una forma parcial.  En otras palabras, utiliza pesos ligeros y repeticiones altas, no hagas nada intenso y evalúas tu situación para ver como sigues o si tienes otros síntomas.  También, es de suma importancia no hacer ningún tipo de ejercicio o movimiento si te causa dolor.  Trata de buscar una opción que no te cause molestias.  Si la lesión tiene mucho más de tres meses o años, tómate un tiempo libre de uno a dos meses.  Revalúa tu condición y mira como respondes a los ejercicios.  Por ejemplo, si tienes problemas con una lesión en el hombro, todavía puedes entrenar y priorizar tu entrenamiento para la parte inferior del cuerpo.  Sin embargo, opta por tomarte un descanso de la mayoría de los ejercicios para la parte superior del mismo.

Otra cosa que recomiendo, es que inmediatamente visites a un doctor, terapeuta físico, quiropráctico o masajista deportivo que tenga conocimiento en alguna clase de terapia de tejidos blandos, masaje profundo o terapia activa.  En la mayoría de los casos se requieren varias sesiones para ver los resultados, así que se paciente.  Un profesional especializado en estas técnicas y lesiones deportivas, también puede evaluar la posibilidad de un desbalance muscular que pudo haber contribuido al problema.  Si se diera el caso, esta persona puede ayudarte con un plan correctivo para mejorar la lesión.  Es a veces muy difícil encontrar a la persona adecuada que te pueda ayudar, así que busca varias opciones hasta encontrar a la correcta.

Si la lesión no ha mejorado ni un poco, probablemente necesites que un doctor especializado evalúe tus rayos-x, ultrasonido y MRI del área afectada, para determinar una posible lesión mucho más severa.  En cualquier caso pregúntale al doctor acerca de la rehabilitación y recomendaciones extras.

Algunas veces mejorando los desbalances musculares combinado con una terapia profunda de tejidos blandos, es lo requerido para la rehabilitación de la lesión durante un período prolongado de tiempo.  Lo importante de todo esto, es que identifiques lo antes posible todo lo que te está causando los problemas, de esta forma lo puedes atacar de una manera efectiva y regresar totalmente rehabilitado para poder desempeñarte al máximo.

Y recuerda darle prioridad a tu rehabilitación, es mejor estar totalmente sano y curado, para poder disfrutar de años y años de entrenamientos óptimos, que pasarse la vida con dolor y funcionando a medias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *