Lo Que Realmente Importa No es La Dieta

Sé que has escuchado esta frase alguna vez dentro del mundo del fitness: “la dieta es el 70% de tus resultados”.

Absolutamente nadie discute la importancia de la dieta cuando se quiere cambiar la composición corporal. Un plan de alimentación que no va al pie de la letra con la meta principal del individuo va a ser mucho más duro en alcanzar.

Si tu objetivo es quemar la grasa corporal y estás consumiendo demasiadas calorías o los tipos inadecuados de alimentos, entonces el proceso va ser más duro de lograr. Por otro lado, si quieres masa muscular y fuerza, sería un error no consumir suficiente proteína y carbohidratos complejos.

El mensaje es claro: si quieres progresar de una forma óptima, presta mucha atención en la forma como te alimentas. El problema está en la vieja frase del fitness: “la dieta es el 70% de tus resultados”, ya que no es del todo precisa.

Si esto fuera cierto (dieta es el 70%), significa que el entrenamiento es responsable solo del 30% de tus ganancias. Y también tendríamos que sumar factores como el sueño y la suplementación cuando hablamos de resultados óptimos.

Como dijo un famoso levantador hace muchos años atrás: “La nutrición es el 100%. El entrenamiento es el 100%. Y la recuperación es el 100%”. Y esto es totalmente cierto. Básicamente si quieres maximizar tus resultados, todo cuenta.

Muchas veces el factor que no le pones la debida atención es lo que entorpece tu progreso. Así que analiza bien tu alimentación, entrenamiento y sueño para ver qué es lo que te está afectando, y recuerda que estos tres factores deben ser iguales si tu meta es la de avanzar efectivamente, no importa la meta en específica que tengas.

Por otro lado, hay muchos estudios científicos que demuestran que, “siempre que la ingesta de proteínas sea alta y la ingesta calórica esté dentro del rango razonable, el plan nutricional va a funcionar”. Es como un famoso entrenador de celebridades que bromea siempre diciendo que “puede llevar a un individuo a un concurso de físico-culturismo solo comiendo comida rápida y tomando batidos de proteínas”. Por razones de salud a la larga, claro que no es la mejor idea. Pero te aseguro que si lo puede hacer.

Tienes que tener presente que la nutrición no es más importante que el entrenamiento. El entrenamiento dispara el crecimiento muscular. La comida sola no lo puede hacer. Es un trabajo en equipo. EL entrenamiento te hace fuerte, la comida no lo puede hacer, a menos que estés haciendo sentadillas con cajas de carne realmente pesadas.

Y mientras la dieta es crucial para la perdida de grasa, es el entrenamiento que te hace retener el músculo. El músculo es el principal contribuyente del poder de tu metabolismo, y no puedes desarrollar músculo si no entrenas.

En conclusión, una dieta perfecta sin el entrenamiento duro y correcto, nunca te dará los resultados óptimos. Y un entrenamiento fuerte con una alimentación pobre, tampoco te hará progresar. Así que no atribuyas porcentajes al azar, ya que todo es un trabajo en equipo y el 100% lo es para todo.

De Interés: Entrenamiento Dos Veces al Día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *