Lecciones Que Un Principiante Debe Saber

Siempre me ha gustado el entrenamiento de resistencia con pesas y todo lo que conlleva en sí desde hace mucho tiempo atrás. La mayoría de mi conocimiento lo aprendí de la forma dura vía ensayo y error. Lo que quiere decir que cometí muchos errores, pero cada uno de esos errores me enseñó lecciones invaluables. Fui afortunado y desde muy temprano tuve la oportunidad de querer aprender, sobre todo leyendo de los mejores en el juego (antes de la era de las redes sociales).

Durante toda mi experiencia bajo la barra entrené para mejorar, por diversión, para estar sano, para ganar fuerza, para aumentar músculo, para perder grasa, para controlar mi temperamento, para no aburrirme, para experimentar cosas nuevas, en fin, un sin número de cosas variadas. Básicamente sigo entrenando cada día para ser mejor y más fuerte, tratando de estar lo más sano posible y porque me gusta hacerlo. Me encanta la conexión mente-cuerpo y de lo que uno puede lograr si se mantiene disciplinado.

A medida que pasa el tiempo no es más fácil, de hecho, se vuelve un poco más duro porque a medida que uno avanza en edad, uno no puede recuperarse de forma tan rápida como cuando uno tenía 20 años. Pero a pesar de esto, me encanta hacer algo de ejercicio físico cada día, y nunca he perdido el interés por aprender cosas nuevas. De hecho, como dijo alguna vez el gran filósofo griego Sócrates: “yo solo sé que nada sé”. Hay tanto que aprender, y la verdad es que uno es un ignorante de cierto modo. Pero esto no es un impedimento para tratar de ayudar a enseñar a otros lo poco que he aprendido a través de los años.

La realidad es que dentro de este juego no hay caminos cortos, y las ganancias en cuanto a fuerza y músculo no vienen de forma fácil ni rápida. Todo esto es una realidad combinada de fuerza, filosofía y entrenamiento. Nuestros cuerpos solo pueden tomar mucho y solo pueden adaptarse tan rápido. Nuestros egos tratarán de confundirnos de manera diferente, y seguro, podemos hacer toda la estupidez que nuestros egos nos dicen. Podemos creer que nos recuperaremos del entrenamiento intenso todos los días, aunque no durmamos lo suficiente y comamos de una forma poco saludable.

No puedo creer que todavía muchas personas me digan que quieren ganar músculo o perder grasa en tan solo 5 semanas. A veces decirle la verdad a las personas en la cara duele. Alguna vez te han dicho un par de verdades en la cara? A mí sí, y déjame decirte que duele. No es para desmotivarlos ni nada por el estilo, es la simple verdad. Esto no se entrega en bandeja de plata ni obtienes resultados de la noche a la mañana. Una vez entiendas esto, podrás avanzar de forma correcta si eres disciplinado y dando un paso a la vez, de poco a poco y de manera inteligente.

El entrenamiento efectivo viene de trabajar inteligentemente, de trabajar muy duro, de mantenerse disciplinado y con el hábito, de aprender constantemente, de establecer metas, de crear confianza y eliminar la arrogancia. Para construir un verdadero cuerpo y fortalecer la mente se requieren muchos años y hasta décadas. Esto no ocurre como por arte de magia de la noche a la mañana, en una semana, ni en un mes, ni mucho menos en un año.

Relacionado: 5 Consejos Para Los Principiantes de CrossFit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *