La Fiesta de Navidad con Mi Amigo Cristian

Antes de empezar a contarles esta simple historia que me pasó la noche del 24 de diciembre, quiero que traten de entender lo siguiente:

1. Las personas exitosas enfrentan muchos obstáculos y desafíos en la vida como todos los demás seres humanos. Solo que deciden vencerlos.
2. “No intentarlo” se ha convertido en la reacción predeterminada para muchas personas hoy en día, personas que realmente tienen un gran potencial, pero no toman acción.
3. Las resoluciones de año nuevo son para las personas débiles. Si fueran serios, ya habrían comenzado a hacer cambios positivos desde el mismo día de hoy.
4. Tal vez este 2019 serás más atlético, más fuerte o más delgado? O vas a listar mil excusas como siempre?

Así empieza la historia con mi amigo Cristian:

“Entonces, ¿qué estás haciendo de trabajo en estos días?” Cristian me preguntó.

Estábamos sentados en el sofá de la cena familiar comiendo como lo hace cualquier persona en estos días festivos. Por cierto, Cristian, aunque no es familia de sangre, es como un primo que todos queremos y muy allegado a todos.

“Tengo una página web: www.strongnutrition.info”.

Cristian me miró con una expresión de asombro y con algo de burla en su rostro.

“Es un sitio web acerca del entrenamiento físico y de llevar una vida activa”, le dije para aclarar.

“Ah veo”, dijo como sorprendido Cristian, “¿Son esas cosas de pesas y de tipos musculosos y de gimnasio? Yo no tengo tiempo para levantar pesas, estoy muy ocupado y además todo eso me da como pereza, pero he querido eliminar esta barriga cervecera desde hace tiempo atrás”.

Siguió tomando de su cerveza y dijo: “¿Que sugieres qué haga?”

Cristian me miró de forma natural como si estuviera conversando normalmente con cualquiera. Saco su Marlboro rojo y fumó su cigarrillo esperando mí respuesta. Pensé por un momento cómo podría lograr que él entendiera qué es lo que realmente hago.

Respiré muy hondo y le dije algo más o menos como esto:

“Mira, Cristian, la verdad es que podrías usar el término “pesas” si realmente necesitas describir lo que hago. Sin embargo, la mayoría de nosotros no estamos en vestidos de baños tipo de esos de piscina mostrando músculos de físico-culturistas frente a un público. Eso tiene su gente. Entrenamos con pesas y manipulamos nuestra alimentación para sentirnos bien con nuestros cuerpos, para tener energía y simplemente para ser mejor que las personas promedios. También es un estilo de vida saludable, y probablemente viviremos más que muchos otros que no hacen absolutamente nada de ejercicio.

“La simple verdad, Cristian, sin ofender, lo hacemos en parte debido a personas como tú. Siempre los miramos sentados allí con sus barrigas sobresalientes y los vemos luchar solos para levantarse de una silla. Los tipos como tú son nuestra inspiración.

“Nos encanta cuando hablas de no tener tiempo para hacer ejercicio. Cada vez que te vemos comiendo una bolsa de Doritos y tomando tu Coca-Cola bien fría, nos inspiras. Eres nuestro llamado de atención.

“¿Quieres saber qué es lo que hacemos? Siempre luchamos y vencemos obstáculos. Eso es lo que hacemos”.

“Muchas veces estamos muy ocupados para entrenar, pero vencemos eso. Incluso, también estamos demasiado ocupados para preparar comidas saludables y comerlas varias veces al día, pero vencemos eso. Nuestra genética no es perfecta y no siempre tenemos ganas de ir al gimnasio o de entrenar. Cristian, algunos de nosotros solíamos ser como tú, pero ¿adivina qué? Hemos superado y vencimos”.

“Nos gusta ver a personas “normales ” que nos cuentan cómo no pueden ponerse en forma porque no tienen tiempo. Simplemente sonreímos y movemos nuestras cabezas con simpatía como si sintiéramos su dolor y nos importara, pero en realidad, estamos pensando que necesitan seriamente un cambio de actitud, de crear fuerza mental y de empezar a realizar ejercicio físico sin quejas y sin llantos”.

“Sonríes tímidamente y dices que simplemente no puedes mantenerte motivado. Te escuchamos lloriquear como un niño pequeño. Te observamos buscar la salida fácil. Debido a personas como tú, siempre nos mantenemos activos y nunca perdemos un entrenamiento”.

“Nos pides consejos sobre dieta y entrenamiento, y por lo general, educadamente ofrecemos alguna ayuda u orientación, pero en el fondo sabemos que no lo tomarás, ni mucho menos te importará. Eso tú también lo sabes. Pero hay que mantener la conversación amena y que siga su curso. Sonreímos y decimos: Espero que eso ayude. ¡Buena suerte! “Pero sabemos que la mayoría de las personas no escuchan. Una vez que escuchan que se requiere trabajo duro, sacrificio y disciplina, se desconectan y cambian la conversación”.

“Sabemos que quieren escuchar eso de que el cuerpo perfecto es fácil de lograr. Que crear músculo y perder grasa lo puedes hacer en un mes, pero no lo es. Diez minutos al día con el último entrenamiento infomercial no lo hace, ni mucho menos siguiendo la rutina de los “influencers” de redes sociales”.

“¿Entiendes lo que digo, Cristian? ¿Te sientes relacionado con todo esto? ¿No? Bien. Entonces esto no sería tan divertido si pudieras”.

“Esto lo hacemos porque nos libera absoluta y totalmente. Entrenamos porque lo que hacemos en el gimnasio se transfiere al resto de nuestras vidas y nos cambia – física, mentalmente, tal vez incluso espiritualmente”.

“Cuando estamos entrenando, de la forma que sea, estamos en esta zona indescriptible, euforia total. Es una sensación de estar en, de estar completamente vivo. De estar conectado en lo más profundo con tu yo interno. Dentro de esta neblina de placer y dolor, hay conocimiento y poder, auto-disciplina y auto dependencia”.

“Si lo haces el tiempo suficiente, incluso, hay algo de iluminación inmaculada. A veces, las respuestas a preguntas que ni siquiera sabías que tenías están ahí, en ese mismo momento que entrenas. Cuando vez el piso repleto de sudor y el hierro frío de la barra y mancuernas cuando las agarras fuertemente con tus manos. Tienes que experimentarlo para que puedas entenderlo”.

“¿Quieres eliminar esa barriga cervecera, Cristian? Tengo una idea bien loca. Deja de tomar tanta cerveza todos los días”.

“Te digo una cosa Cristian. La mañana de Navidad siempre me paro a entrenar o me voy a montar mi bicicleta montañera solo o con algunos amigos. Realmente lo disfruto. Quieres que te ayude de verdad Cristian? Entonces quiero verte antes de las 9 a.m. en mi casa mañana. Desayuna bien y toma un buen café fuerte. Lo necesitarás para estar alerta”.

“Pero déjame decirte algo, Cristian. Si no te presentas, nunca más te molestes en preguntarme algo relacionado al ejercicio físico o de llevar una vida sana. Y nunca más te pongas a mi lado quejándote de tu barriga cervecera enorme”.

“No te gustará esa sensación o ese sabor en tu boca. Sabrá peor que la misma derrota. La derrota es bastante desagradable, pero lo que probarás será aún más amargo. Será el conocimiento de que estás débil, mental y físicamente. Sabrás que eres patético. Te darás de cuenta que no intentarlo se ha convertido en tu reacción por defecto a los desafíos que te presenta la vida”.

“Tampoco me mires así. Me preguntaste y lo que te estoy diciendo es mi verdadero yo. No muchos conocen esta faceta mía. Solo la reservo para algunos cuantos. Para lo que realmente aprecio o para los que sé que se beneficiarán de alguna forma u otra. A veces soy muy bueno, muchas veces puedo ser un demonio. Pero este puede ser el mejor regalo de Navidad que recibirás este año. El año que viene, cuando te vuelva a ver, intentaré ser un poco más grande, un poco más fuerte y trataré de ser mejor cada día. ¿Qué vas a ser tú? ¿Seguirás dando excusas?

“Esto es un regalo, Cristian. ¿Qué dices? Mañana temprano, antes que tus hijos se despierten, ¿café negro caliente en mi casa y entrenamos en el parque?

Lo que acabas de leer, tal vez no fueron las palabras exactas que usé la noche pasada de Navidad. Pero si eres inteligente, entiendes la idea de lo que quiero proyectar.

La forma de progresar en la vida (en cualquier aspecto) es hacer cambios importantes en la vida, la mayoría de los cuales no serán agradables al principio. Solo recuerda que el momento de comenzar a trabajar en ese próximo objetivo es ahora. El momento de deshacerse de esos malos hábitos que te frenan es ahora. ¿Quieres lucir totalmente diferente para la próxima navidad? Entonces empieza hoy mismo.

En esta época del año, quiero de disfrutes con tu familia y tus amigos, que seas feliz y que tu mundo vibre con alegría. Que disfrutes de tus regalos y de muy buenas comidas. Pero ten presente que tienes que hacer sacrificios y trabajar realmente duro, incluso en época de Navidad y de año nuevo.

Esto es lo que nos separa de personas como Cristian.

Relacionado: Consejos De Dieta Para Navidad y Fin de Año

CB_EN_300x250_Banner_ClenbutrolProduct10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *