LA FALLA MUSCULAR Y SUS APLICACIONES

El entrenamiento de resistencia con pesas es la fuente de la juventud, y cualquiera interesado en la longevidad de su vida debe tomar nota de lo siguiente. La ciencia lo ha demostrado desde hace mucho tiempo atrás, y todavía lo sigue comprobando. Sin embargo, supongo que la mayoría de las personas que leen este artículo no tienen la palabra “longevidad” en su lista de prioridades en cuanto a su entrenamiento. Pero dales el tiempo suficiente y experiencia bajo la barra, y la longevidad encabezará su lista. Para la mayoría en el presente, todos quieren estar grandes y fuertes – punto y final. La falla muscular es primordial en este sentido.

QUÉ ES LA FALLA MUSCULAR?

La falla muscular se describe como la repetición de un patrón de movimiento bajo una carga o resistencia hasta el punto en que la fatiga muscular se establece o empieza aparecer, por lo que es imposible completar otra repetición con una biomecánica adecuada.

Cierta cantidad de esfuerzo es necesaria para pasar el punto de dolor y empezar a experimentar la verdadera falla muscular. Varios factores entran en acción para lograr esto. Por ejemplo, optimización del sistema nervioso, hidratación adecuada, experiencia de entrenamiento, adecuada nutrición pre/post entrenamiento, concentración mental y muchos otros factores dictan la velocidad en el cual un sujeto llega a la fatiga muscular.

El FACTOR CLAVE

El crecimiento muscular al igual que la ganancia de fuerza rara vez suceden sin esfuerzo. El crecimiento nunca viene sin dolor. Estoy hablando específicamente de exigirse más allá de las capacidades normales de un individuo cuando entrena. El esfuerzo y algo de dolor preceden al crecimiento efectivo en el gimnasio y en el box de Crossfit, al igual que preceden al crecimiento afuera (en el verdadero mundo exterior).

Mis mejores ganancias de crecimiento han venido porque me he exigido más de la cuenta o porque alguien me empujó para ser mejor o para trabajar más fuerte. No te apartes de las cosas difíciles de la vida. Entrena fuerte y da más del 100%, pero hazlo de manera inteligente para que no te lesiones.

Recuerda: “La mente siempre falla primero, no el cuerpo. El secreto es hacer que tu mente trabaje para ti, no en tu contra”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *