Elimina La Fatiga de tu Entrenamiento

El mayor enemigo del entrenamiento para lograr un mejor desempeño atlético, tiene que ver directamente con la fatiga muscular. No importa que deportes practiques o si vas al gimnasio o si haces triatlón o CrossFit. Hay que evitar a toda costa estar expuesto a la fatiga durante la práctica deportiva, o mejor dicho, tratar de retrasarla lo más posible.

Absolutamente nadie se salva de esto, por lo cual hay que estar preparado de antemano para poder seguir avanzando con nuestros entrenamientos. Presta atención a los siguientes consejos que te doy:

• La hidratación es lo principal. Hay que beber mucha agua antes, durante y después de los entrenamientos. Nuestro cuerpo y sistema muscular y nervioso necesitan impulsos eléctricos, al igual que todo el metabolismo y diferentes reacciones químicas. Por eso es que es necesario tomar mucha agua.

Si sientes sed, de seguro que la fatiga y la deshidratación ya se están presentando. Algo que suelo tomar y recomendar es tomar simples sales minerales y electrolitos antes y después de cualquier entrenamiento. Estos suplementos los puedes encontrar en forma de cápsulas o en polvo y son relativamente baratos en comparación con otros complementos deportivos, pero son esenciales para ayudar a la recuperación y para evitar la deshidratación.

• Programa tu entrenamiento de forma efectiva. Debes planificar tu rutina de ejercicios dependiendo de la meta específica que tengas. Por ejemplo, puedes incorporar tres semanas de alta intensidad (más peso y menos series), seguida por una semana descanso, para luego continuar con tres semanas de acumulación o volumen (más ejercicios y más series y más repeticiones). Esto es necesario para poder recuperar el sistema nervios, muscular, y hasta para darle un descanso a las articulaciones. De esta forma evitas la fatiga, evitas posibles lesiones y le das a tu cuerpo el tiempo necesario para poder mejorar efectivamente.

• Incluye terapias alternativas de recuperación. Lo mejor que puedes hacer es invertir en un buen masaje deportivo y profundo. Aunque no lo creas, es una de las mejores alternativas para acelerar la recuperación y mantener la fatiga alejada. Puedes probar métodos de terapia manual y de movilidad que son muy populares hoy en día, así como también terapias de manipulación para los tejidos blandos. Incluso, puedes probar la sauna. Para mí, la sauna tradicional o infrarrojo son métodos invaluables para acelerar la recuperación y deshacerse de la fatiga acumulativa producida por el ejercicio intenso.

• Por último, el descanso. No necesito hablar mucho de esto porque todos sabemos lo necesario que es una buena noche de descanso para la recuperación. Si no duermes bien, no te recuperas. Tan simple como eso. Trata de optar por 8-9 horas ininterrumpidas de sueño de calidad, y si puedes tomar siestas durante el día, entonces mucho mejor. El sueño es el factor más sobreestimado de la recuperación muscular y debe ser tu mejor aliado para que puedes avanzar de forma óptima.

Así que ya lo sabes, aplica estos simples consejos para que puedas eliminar definitivamente la fatiga de tu entrenamiento.

Relacionado: Incluye Una Semana de Descanso de tu Rutina

CB_EN_250x300_Banner_StrengthProduct10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *