Dieta Para Aumentar la Testosterona de Forma Natural

La testosterona es el papá de todas las hormonas constructoras de músculo, ya que promueve la síntesis proteica. No importa si quieres entrenar para ser más grande, fuerte, rápido, tener menos grasa o mucho músculo, la testosterona es la hormona que hará la diferencia. Un nivel muy bajo y simplemente no irás para ningún lado, por otro lado, demasiada (sintéticamente) y vas a terminar con varios efectos desagradables.

Al cuerpo humano no le gusta nada de niveles supra-máximo de ninguna sustancia, y mucho menos de testosterona. Pero si maximizas tus niveles de una forma natural, puedes experimentar más energía, más fuerza y menos grasa de una forma rápida.

Tienes que tener presente que debes estar entrenando con ejercicios compuestos como la sentadilla, peso muerto, movimientos olímpicos, etc., ya que estos ejercicios que trabajan varios grupos musculares a la vez ayudan a producir testosterona más que los ejercicios de aislamientos.

También, debes de obtener suficiente colesterol. No cometas el error de no comer las grasas buenas por miedo a engordar. La testosterona se deriva del colesterol. Claras de huevo y pollo sancochado no te van a llevar a ningún lado. En cambio, los huevos enteros, carnes rojas orgánicas, quesos de calidad, langostinos, aceite de oliva extra virgen, aguacate y frutos secos son esenciales dentro de tu dieta para poder maximizar la producción de testosterona de forma natural.

A continuación te voy a presentar un plan de dieta para elevar la hormona T que es excelente para un hombre de 180 libras que entrena a las 6 de la tarde.

• Desayuno: 4 huevos enteros, 1 taza de brócoli, 1 taza de fresas o moras, 1 taza de té verde orgánico y 3 cápsulas de omega-3 de alta calidad
• Snack: 1 manzana pequeña y 3 onzas de queso
• Almuerzo: 6 onzas de salmón con una ensalada grande de espinacas o vegetales verdes
• Snack: 1 taza de queso cottage con un puñado de almendras o nueces
• Pre-Entrenamiento: 1 servida de proteína de suero de leche (whey) mezclado con 20 gramos de carbohidratos en polvo (depende de la intensidad del entrenamiento).
• Post-Entrenamiento: 1 servida de proteína isolada o hidrolizada mezclada con 40 gramos de carbohidratos en polvo.
• Cena: 4 onzas de carne magra, 1 taza de arroz blanco, 1 taza de espárragos, 3 cápsulas de omega-3 de alta calidad y dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen.
• Snack nocturno: 1 servida de caseína en polvo y una cucharada de mantequilla de almendras o castañas (pepita de marañón).

En conclusión, si experimentas algunos síntomas de bajos niveles de testosterona como disminución del deseo sexual, concentración pobre, cansancio, acumulación de grasa corporal (por mencionar algunos), debes buscar la ayuda de un profesional y hacerte exámenes de la testosterona libre y total. Un hombre adulto estilo macho-alfa, debe tener un nivel natural de testosterona total por lo menos de 800 ng/dL. La mayoría está por debajo de los 500. Lo ideal es que puedas subir a 600 o 700 para que puedas empezar a sentir sus efectos positivos de forma natural, y la dieta presentada arriba te puede ayudar enormemente.

De Interés: 2 Grasas Pro Testosterona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *