¿Cómo Utilizar los Quemadores de Grasa?

Muchas personas utilizan los famosos quemadores de grasas con gran éxito. Muchos otros no los recomiendan porque dicen que son malos y no funcionan. La verdad es que realmente sirven si sabes cómo usarlos individualmente y si respondes bien a sus ingredientes. No escuches a las personas o “pseudo expertos” que hablan mal de los quemadores de grasa. Te puedo asegurar que estas personas todavía tienen mucho que aprender.

No todos los quemadores de grasas son creados iguales. Los quemadores de grasa se deben utilizar individualizados. Lo que le funciona a una persona puede no funcionarle a la otra. Si eres “sensitivo” a los estimuladores del sistema nervioso central (como la cafeína), entonces definitivamente los quemadores no son para ti, ya que causarían algún tipo de molestia, irritabilidad, palpitaciones, mal humor o efectos secundarios no deseados.

La mayoría de los termogénicos o quemadores de grasa contienen estimulantes del sistema nervio central, entonces es una buena idea cambiarlos con el tiempo, y para ello existe algunas recomendaciones sobre el ciclado que se debe utilizar, porque al final de cuentas, el cuerpo se adaptará a los efectos del incremento de energía, haciendo de un producto específico, menos eficaz aunque sea de la mejor marca del mundo.

Cuando se utilizan algunos quemadores durante largos periodos de tiempo, se siente que se tiene que tomar más para conseguir la misma sensación energizante que solía tener al principio; con esto también se corre el riesgo de sentirse demasiado agotado y posiblemente se ingrese en un sobre-entrenamiento, lo que obliga a tomar un descanso no deseado y dejar la dieta por completo.

Lo que pasa con el tiempo, es que la estimulación constante del sistema nervioso central se desgasta y se reduce, llegando a agotar la energía, en vez de incrementarla; entonces, así como se toma un descanso durante la dieta baja en calorías con el fin de evitar un metabolismo más lento, también se debe usar ese tiempo para tomar un descanso en el consumo de los quemadores de grasa.

Por lo general yo recomiendo utilizar los quemadores de grasa de 4-6 semanas seguidas para no causar demasiado estrés en las glándulas adrenales. Se descansa 2 meses y luego se empieza otro ciclo. También es recomendable cambiar de quemadores cada ciclo y tener presente en hacer ejercicio y llevar una dieta para pérdida de grasa. De esta forma se obtienen los mejores resultados.

Para finalizar, hay que saber escuchar al cuerpo, y si la mente no está preparada para este proceso, no servirán ni el mejor entrenamiento, ni la dieta, ni los mejores termogénicos del mundo y de última tecnología para quemar esa grasa corporal.

Recuerda no abusar de estos productos (el abuso es donde yace el problema por la mayoría de los usuarios), y también debes tener presente en utilizarlos en períodos cortos de duración donde la meta principal sea la pérdida de grasa.

De Interés: El Uso de la Creatina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *