Como Llevar un Entrenamiento Fuerte

La mayoría de las personas piensan en el entrenamiento de forma extrema. Esto es algo estúpido a mi parecer. La idea de que si “hacer algo es bueno”, entonces “hacer más es mejor”. La mayoría de los entusiastas fuertes del gimnasio o de CrossFit piensan que deben entrenar hasta el cansancio todos los días. De hecho, los más fuertes pasan una etapa en los primeros años de sus vidas entrenando como si cada rutina o “wod” fuera la última, y se niegan a tomar tiempo extra de descanso por miedo a creer que perderán todo el progreso que han alcanzado.

Esto lo he experimentado en carne propia, pero solo es una etapa de la vida del entrenamiento. Pero tarde o temprano, a medida que ganas experiencia, y algo que los más fuertes llegan a saber por medio de una lesión, fatiga acumulada o simplemente por un consejo de alguien más experimentado, es que simplemente no puedes entrenar fuerte toda la vida, ya que tu progreso se estancará, o peor aún, te lesionarás.

Muchas veces cuando la vida se pone dura, ocupada y estresada de verdad, tomarse un descanso o unos cuantos pasos atrás es la mejor opción para poder seguir progresando en un futuro. No es lo mismo una persona joven de 25 años que vive con sus padres, que estudia y trabaja medio tiempo, que una persona de 35 años casada, con hijos, con hipotecas que pagar y problemas en el trabajo y unas cuantas lesiones en su cuerpo. Quién tú crees que se va a recuperar más rápido de los entrenamientos? Ya sabes la respuesta.

Con todo esto quiero decirte que hay que entrenar duro y fuerte, pero de una forma inteligente. Si sales del gimnasio relajado y como si nada, entonces quiere decir que no entrenaste lo suficientemente fuerte. Recuerda, estás entrenando, no estás es un spa de relajación donde ponen rocas calientes en tu espalda y te dan masajes en el cuello (eso lo puedes añadir 1-2 veces al mes como método extra de recuperación).

En conclusión, siempre trata de exigirte un poco más, y trata de pasar tu zona de confort, a menos que te sientas bien y quieras permanecer siendo mediocre como el 90% de las personas que entrenan alrededor tuyo. Una buena rutina de entrenamiento te debe dejar algo agotado y cansado, pero no debe dejarte paralítico y destruido por días.

Como la mayoría de las cosas en la vida, la respuesta yaca entre los extremos.

DE INTERÉS: HACER EJERCICIO ADOLORIDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *