¿Cómo Ganar Flexibilidad Muscular?

Quieres evitar lesiones y garantizar que tu entrenamiento sea eficiente por muchos años? Entonces te debes tomar el tiempo necesario para entrenar tu flexibilidad muscular. La flexibilidad muscular o elongación muscular debe ser una parte importante de tu rutina o programa de entrenamiento. Esto a nivel aeróbico y anaeróbico, ya que nos permite mantener un amplio grado de movilidad en nuestras articulaciones y una buena elasticidad en nuestros músculos y tendones lo cual nos ayudará a prevenir lesiones durante la práctica deportiva.

¿Qué es la flexibilidad?

La flexibilidad es la habilidad de los tejidos alrededor de la articulación de rendir y estirarse y luego relajarse y alargarse. También es definida como el rango de movimiento posible alrededor de una articulación. La flexibilidad es específica a la articulación y la acción articular. Tal vez sea el más olvidado componente del acondicionamiento físico y muchas veces es mal utilizado. Por ejemplo, un músculo frío jamás debe ser estirado de forma estática. Y esto es algo común dentro de la comunidad deportiva en general, tanto profesional como recreativa.

Algunos beneficios de la flexibilidad física incluyen:

• Alivio del dolor muscular.
• Disminuye tensión muscular crónica.
• Disminuye el riesgo de lesión.
• Disminuye estrés.
• Mejora la postura del cuerpo
• Incrementa la conexión mente-cuerpo.

Uno de los factores que influyen en la movilidad muscular es la relajación pasiva. Aquí los músculos se relajan cuando dejan de recibir impulsos nerviosos para contraerse. “Simplemente ceden”. Sin embargo, las fibras musculares no se pueden elongar por sí mismas. Necesitan colocarse en una posición elongada por la contracción de los músculos antagonistas del otro lado de la articulación, o por otra parte del cuerpo, y otra persona.

Para una flexibilidad corporal óptima, hay que hacer que el músculo se estire en la dirección opuesta de su contracción concéntrica y hay que colocar el cuerpo en una posición donde el músculo esté apoyado para que se pueda relajar de forma eficiente.

Debes recordar calentar antes de estirar. Esto es algo tan importante, pero muchas veces es olvidado por muchos. Antes de realizar ejercicios calienta muy bien todo el cuerpo haciendo algo de calistenia o estiramientos dinámicos para que la sangre fluya por todo el cuerpo y el sistema nervioso se active de forma eficaz.

Para que el trabajo de flexibilidad sea eficiente toma nota de los siguientes puntos:

1. Frecuencia de estiramiento: de 3 a 5 sesiones por semana son adecuadas para la mayoría de las personas a fin de mantener la flexibilidad. Para mejorar, algunas personas necesitarán estirarse más frecuentemente, puede ser a diario o hasta2 veces al día si la meta es convertirse en expertos en una disciplina como yoga. También, algunos expertos recomiendan estiramientos repetitivos dentro de cada sesión de estiramientos.

2. Intensidad de estiramiento: la intensidad debe ser por abajo del umbral del dolor. Una sesión de estiramiento debe sentirse sin experimentar dolor extremo. Si tienes dolor en alguna posición, para inmediatamente lo que estás haciendo y busca otro estiramiento que no causa molestia alguna.

3. Duración del estiramiento: para mejorar la flexibilidad, se prefieren los estiramientos de larga duración. Muchas fuentes recomiendan de 10 a 30 segundos por razones prácticas, pero algunos estudios demuestran que entre más se sostiene el estiramiento, más se incrementa la flexibilidad. Poniendo mi propio ejemplo, a veces estiro partes de mi cuerpo por 1-2 minutos seguidos y siento que me funciona mejor.

4. Respiración: es algo realmente importante y debemos respirar de forma lenta y profunda. Inhalar y expandir el diafragmática con énfasis en la exhalación es muy relajante y ayuda a facilitar la conexión de la mente y cuerpo.

Recuerda que para lograr una adecuada flexibilidad muscular la debes de poner de prioridad. En otras palabras, debes poder entrenarla de la misma forma como si estuvieras en el gimnasio o en el box de CrossFit. Si entrenas pesas por 45 minutos, entonces debes estirar por 45 minutos. Ese es el truco para mejorar. Crea el hábito y la disciplina de hacerlo, y te aseguro que evitaras muchas lesiones y mantendrás tu cuerpo óptimo a medida que envejeces.

Relacionado: Calienta Antes de Entrenar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *