Cómo Evitar el Dolor Muscular?

dolor_muscular

Todos alguna vez hemos experimentado algo de dolor muscular en los días posteriores a un entrenamiento intenso, particularmente con el entrenamiento de resistencia con pesas. Hay mucha confusión con respecto a este tema. En el pasado se culpaba principalmente a la acumulación de ácido láctico, pero realmente este dolor muscular tardío o por sus siglas en inglés DOMS (delayed onset muscle soreness) es causado por micro-fracturas o desgarros en los músculos. Mientras que el ácido láctico se acumula en los músculos cuando el cuerpo está bajo en oxígeno, por otro lado, el dolor muscular usualmente aparece de uno a tres días posteriores a una actividad extenuante.

Mientras que el dolor es una parte inevitable si piensas mantenerte en un estado fit, puedes lograr disminuirlo y prevenirlo con estos simples consejos que te voy a presentar a continuación.

1. ANTES DE TU ENTRENAMIENTO

La hidratación y la alimentación adecuada antes de tus entrenamientos, son armas esenciales para ayudarte a crecer y reparar los músculos. Estudios científicos han demostrado que alimentos y suplementos con propiedades anti-inflamatorias naturales pueden ayudarte a combatir el dolor muscular tardío. Los vegetales, moras, granos enteros, omega-3, etc. son alimentos que ayudan contra la inflamación corporal. Especias como la cúrcuma (turmeric) también es de gran ayuda.

2. DURANTE TU ENTRENAMIENTO

Es de suma importancia incorporar un buen calentamiento y enfriamiento antes y después de tus rutinas o entrenamientos. Prueba algo de calistenia, ejercicios de movilidad y cardio no intenso antes de realizar actividades físicas. Al culminar tus ejercicios, estira los músculos trabajados unos cuantos minutos. De esta forma aseguras disminuir el dolor post-entrenamiento, y a la misma vez disminuyes de sufrir una lesión.

3. DESPUÉS DE TU ENTRENAMIENTO

Algo que es muy efectivo para disminuir el dolor corporal y ayudarte con la reparación muscular son los masajes. Prueba masajes deportivos 2 meses al mes o puedes usar el sauna o baños de vapor, ya que te ayudan a eliminar las toxinas y a relajar los músculos adoloridos.

Al final, una buena noche de descanso (8 horas) combinada con una muy buena alimentación es lo ideal. El ejercicio regular y constante que utiliza grandes grupos musculares a la vez es la mejor opción de entrenamiento, pero cuando necesitas incrementar la intensidad, una dosis alta de tenacidad te puede ayudar un poco más para luchar contra el dolor post-entrenamiento. Mientras que el dolor no puede ser evitado por completo, la mejor manera y quizás lo más obvio para evitar el incremento del dolor, es darle a tu cuerpo un tiempo de descanso completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *